Inmigrante fue deportada y ahora es intérprete en las cortes de Estados Unidos

Diciembre 1, 2021

Johana Valle es una mujer inmigrante de Nicaragua que vivió ilegalmente en los Estados Unidos durante 20 años, fue deportada y ahora trabaja como intérprete en las Cortes de Inmigración del país. 

Su llegada a Estados Unidos

En 1988 Johana, su mamá, su hermana y sobrinos decidieron dejar su país natal, Nicaragua, para venir a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades. Cuando llegó a México, uno de sus hermanos (que ya vivía en Estados Unidos), las ayudó a cruzar el Río Bravo en neumáticos. 

Ya en Estados Unidos, fueron interceptadas por una patrulla fronteriza y quedaron detenidas por unos días. Al tiempo ellas pudieron iniciar una nueva vida en California pero debían presentarse regularmente a audiencias con jueces de inmigración. 

Después de varias audiencias, la madre de Johanna obtuvo la protección del asilo pero este no fue el caso de Johanna; sin embargo, obtuvo un permiso de trabajo. Con él empezó a trabajar en restaurantes y como recepcionista en diferentes clínicas. 

Fue deportada

En 1992 tras haberse casado y haberse convertido en madre en 2 ocasiones, recibió una orden de deportación ya que no se presentó a una de las audiencias con un Juez de inmigración.

Cinco años después, en 1997, fue deportada dejando así a sus hijos (en ese entonces de 3 y 6 años) y a su esposo solos en California. 

Su regreso a los Estados Unidos

Ocho meses después de haber sido deportada, Johanna regresó a los Estados Unidos con una visa de turismo; sin embargo, estando acá esa visa expiró y ella se quedó. 

Durante este tiempo no volvió a trabajar, tuvo 2 hijos más y era ama de casa. 

Obtuvo un estatus legal

Durante varios años, Johanna fue víctima de violencia por parte de su entonces esposo pero esto no la detuvo puesto que en 2009 se divorció y solicitó la Visa U. 

Ingresó a estudiar nuevamente y en 2015 se graduó y sirvió voluntariamente como intérprete en las Cortes para después volver de ello su trabajo. 

En 2017, después de varios años de espera, ella por fin obtuvo su residencia permanente legal. 

Fotografía vía azcentral.com

Actualidad

Actualmente vive en Atlanta, Georgia y trabaja como intérprete en las Cortes de Inmigración sirviendo a los inmigrantes para que puedan entender lo que está sucediendo con su caso. 

“Yo les veo el miedo, yo les veo la necesidad de querer entender qué les está pasando, de entender lo que se les está diciendo… Yo conozco esas caras porque yo la tenía antes”. Dijo Johanna en una entrevista con The Associated Press.

Consejo de Johanna

Ella aconseja a todos los inmigrantes que no tienen un estatus legal migratorio, que busquen ayuda de abogados expertos en leyes de inmigración, que sigan insistiendo y buscando ayuda en diferentes comunidades y asociaciones gratuitas para inmigrantes. 

Fotografía vía Univisión

Johanna es un excelente ejemplo a seguir puesto que a pesar de que las situaciones sean difíciles y sintamos que no podemos con ella, jamás debemos rendirnos y siempre debemos luchar para salir adelante y así poder cumplir nuestros sueños. 

Mira también: Alfredo Quiñones: De agricultor a neurocirujano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Blogs que te pueden interesar

  • Recibirás lo último en noticias de inmigración. 
  • Videos contestando las más frecuentes preguntas de inmigración. 
  • Mensajes semanales exclusivos de parte de la abogada.